Luger GmbH cumple 50 - Y 44 de ellos los vivió con motan

Alrededor del 1° de diciembre de este año, nuestro distribuidor austríaco, la empresa Luger GmbH, tendrá buenas razones para festejar. En primer lugar, el cumpleaños número 85 del fundador de la empresa Willibald Luger y, por otra parte, el aniversario número 50 de su empresa de distribución e ingeniería que representa a motan ya desde hace 44 años en Austria, Hungría, República Checa y Eslovaquia. Todas muy buenas razones para contemplar lo logrado en conjunto.

El fundador de la empresa Willibald Luger, responsable junto con su hijo, el Ing. Thomas Peter Luger, y su hija, la Ing. Ulrike Kruselj, de cincuenta exitosos años como socio de la industria de la transformación del plástico.
La casa matriz de Luger GmbH en Pukersdorf, Viena. Desde aquí se realiza la venta y el mantenimiento de máquinas para plástico y sistemas de procesamiento completos para Austria, Hungría, República Checa y Eslovaquia.

Willibald Luger nació en 1932 en el municipio de St. Georgen am Fillmannsbach de la ciudad de Mattighofen, Alta Austria, como uno de siete hijos de una familia de agricultores y comenzó su vida profesional en 1946 con un curso de ajustador de máquinas en una empresa local. Al finalizar con su trabajo final del curso, pasó a trabajar en la empresa constructora de grúas Palfinger en Salzburgo/Bergheim, donde se convirtió en experto. En 1958, ya con 26 años de edad, decidió emprender sus años de aprendizaje itinerante. No en último término por el alto nivel de los salarios, se postuló para trabajar en algunas empresas suizas y finalmente llegó a la empresa constructora de máquinas de moldeo por inyección Netstal de Näfels. Aquí comenzó como ajustador de máquinas y a fuerza de trabajo escaló posiciones, desempeñándose como técnico de servicio y aplicaciones y hasta llegar a director de una línea de montaje. En paralelo, en Suiza encontró su felicidad personal: conoció de casualidad a una austríaca de Salzburgo llamada Angela Gelbenegger en Glaris. Más tarde se convertiría en su esposa. Con la promesa de Netstal de poder hacerse cargo de las ventas y del servicio técnico en Austria, Angela y Willi Luger regresaron a su país en 1967 pero no a Salzburgo o Alta Austria. Decidieron intentar comenzar de nuevo en Viena, el centro de la industria austríaca de la transformación del plástico de aquel entonces.

A partir del 1° de diciembre de 1967 y desde una vivienda alquilada, Willi Luger comenzó a vender máquinas de Netstal como representante de ventas independiente. Su cónyuge Angela le brindaba el respaldo administrativo necesario. Con la fortuna de la que gozan los hábiles, rápidamente se logró el éxito de ventas pretendido, sobre todo porque Willi Luger no se limitaba solo a las máquinas de moldeo por inyección, sino que tenía en la mira en todo momento también el entorno de máquinas necesario y podía asesorar a los clientes de forma personalizada en función de sus necesidades. El hecho de que también pudiera poner en marcha las máquinas y repararlas por sí mismo, contribuyó a que velozmente adquiriera una buena reputación dentro del sector del moldeo por inyección aún incipiente en aquella época.

Poder ofrecer todo en un solo lugar era su objetivo constante. Por tal motivo, comenzó a postularse para representar a otras empresas. Al establecerse, en 1973 logró «tomar el timón» de la representación de motan en su país. En 1974 se agregaron los reguladores de temperatura de la empresa suiza HB-Therm y en 1978, los molinos de corte de la empresa italiana Tria srl.

Con motan, Luger tomó la propuesta correcta en el momento adecuado.

De este modo, ya en 1974 se pudieron vender las primeras instalaciones transportadoras de granulados de plástico totalmente automáticas (al fabricante de jaulas de rodamientos Camillo Krejci y al fabricante de empaques Greiner Packaging). Desde 1973, es decir mucho antes de la caída de la cortina de hierro, Willi Luger se atrevió también a incursionar en el comercio oriental con su cartera de productos de calidad. Dado que allí se adquirieron instalaciones completas en primer lugar, su propuesta para la planificación y el montaje de instalaciones completas dio justo en el clavo.

Con el fin de poder cubrir la mayor cantidad de sectores posible, Luger amplió su oferta de productos en el transcurso de los años e incluyó tecnologías de manipulación, cintas transportadoras, instalaciones de refrigeración, sistemas neumáticos de transporte de piezas, instalaciones de extrusión y de moldeo por soplado. En la actualidad, la lista de representaciones asciende a un total de 14 empresas.

Dado que debido al foco creciente en el negocio de las instalaciones y el incremento de personal relacionado con esta cuestión comenzó a precisarse una mayor cantidad de lugar, en 1987 se erigió un nuevo edificio de la empresa en Purkersdorf, en el extremo occidental de Viena. Este nuevo edificio ya contó con el acompañamiento del hijo del fundador, el Ing. Thomas Luger, quien ingresó a la empresa en 1985. Su hermana, la Ing. Ulrike Kruselj, le siguió en 1987.

Del mismo modo, después de la finalización de sus respectivas formaciones, la tercera generación también se puso a trabajar en la empresa. A partir de 1989 se debieron enfrentar nuevos desafíos en conjunto para los que no se podía estar preparado, sino más bien reaccionar con valentía. Se trataba naturalmente de la caída de la cortina de hierro, con la que se abría un nuevo mercado en la proximidad inmediata. Estas decisiones valientes fueron la fundación de algunas filiales (1991 en Hungría, 1992 en República Checa) con vendedores y equipos de servicio técnico locales. No en última instancia, motan se benefició de estos movimientos, dado que Luger llevó a cabo una cantidad impresionante de proyectos nuevos en su nombre.

Un depósito de piezas central con aprox. 10.000 artículos es la base para la construcción de instalaciones y una reparación veloz de casos de desgaste e interrupciones de la producción.
La gama de prestaciones de Luger incluye, además de la venta de máquinas, la revisión de máquinas usadas.

Actualmente, Luger GmbH cuenta con 60 trabajadores en tres emplazamientos. 36 de ellos se encuentran en la casa matriz austríaca, donde un amplio depósito de piezas de repuesto garantiza el funcionamiento de todas las máquinas e instalaciones incluidas en el servicio y donde también se halla un departamento técnico en el que se fabrican componentes especiales y se revisan máquinas usadas. El Ing. Thomas Luger administra la empresa desde el año 2001.

Otras contribuciones

Comparte este artículo

Share on xing
XING
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on print
Print
Reciba todas las noticias de motan

Reciba todas las noticias de motan

Utilizamos cookies para brindarle la mejor experiencia de navegación en nuestro sitio web y mejorar nuestra comunicación con usted. Al dar su consentimiento, acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de privacidad. .

Privacy Settings saved!
Mostrar detalles

Utilizamos cookies para brindarle la mejor experiencia de navegación en nuestro sitio web y mejorar nuestra comunicación con usted. Al dar su consentimiento, acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de privacidad. .

Estas cookies se utilizan para funciones de este sitio web que le permiten adaptar su uso a sus intereses. Además, el análisis del comportamiento del usuario también nos ayuda a mejorar la calidad de nuestro sitio web.

Estas cookies se utilizan para permitir funciones del sitio web que le permiten usarlas adaptadas a sus intereses. Además, el análisis del comportamiento del usuario también nos ayuda a mejorar la calidad de nuestro sitio web.
  • _ga
  • _gid
  • _gat

Rechazar
Aceptar